Infants: PLP “Los alimentos”

Infants: PLP “Los alimentos”

Durante este primer semestre escolar después de finiquitar el primer proyecto lúdico pedagógico “la escuela”, se evidencio en los infantes un interés especial durante diversas experiencias, destacándose el deseo y la curiosidad por descubrir, manipular y probar diversos alimentos propuestos en espacios, como, la hora de la merienda y en algunas actividades, al asumir el rol de chef. Teniendo en cuenta el interés genuino de los infantes por indagar, experimentar, explorar y conocer  más del tema y teniendo en cuenta además la importancia de la alimentación en la infancia, como “un periodo decisivo en la vida de un niño, por lo que su alimentación debe ser equilibrada desde el primer momento. Siendo deber de los padres el poder incidir en las costumbres de los hijos; pero también lo es de los educadores, por lo que desde la escuela se debe intervenir para promover buenos hábitos en los alumnos”. (Lazcón Merchán, 2012)

Por lo anteriormente descrito, se  diseñó el proyecto lúdico pedagógico “los alimentos”, con el propósito de fortalecer la curiosidad e iniciativa de las niñas y los niños, respaldando e incentivando ese afán de búsqueda de respuestas a sus preguntas, de ser capaces de comprobar y contrastar acciones, para  la construcción del mundo del que hacen parte y la auto co-construcción de su aprendizaje.

Inicialmente se provocó a los infantes, durante una experiencia previa al proyecto con el fin de motivar  e  indagar sobre  los  saberes, experiencias e ideas  previas de los niños y niñas frente a la temática propuesta, esta experiencia fue realmente significativa, llena de mucho aprendizaje y diversión, llevándose a cabo en el centro comercial Carulla (cerca al preescolar), contando con el acompañamiento de algunas madres de familia, en esta experiencia los infantes tuvieron la oportunidad directa de observar, tocar, manipular y explorar todos los alimentos que se encontraron en el lugar visitado , verduras, frutas, carnes, menestras, proteínas, dulces, etc.,  relacionándolas con algunas nociones vistas dentro de nuestro contexto escolar, tales como, colores, tamaños, texturas entre otros;  además surgieron nuevos interrogantes y expresiones de parte de algunos estudiantes.

¡Tiene pullitas!, ¿Por qué? (la piña)

¡Yo vengo con mamá a comprar!

¡Para la ensalada, para la sopa!

En coherencia con los anterior, y con el fin de continuar explorando el medio  a través de la valoración, respaldo  y acompañamiento de sus docentes, para  promover la actitud de asombro, de búsqueda e  indagación en los infantes; se realizó el planteamiento de una pregunta general, ¿Cómo fomentar en los niños y niñas de infants el consumo de alimentos saludables para su desarrollo integral? con  cuatro subpreguntas; ¿Cuáles son los alimentos que consumismos?, ¿Quiénes trabajan para que las personas se alimenten?, ¿cuáles son los beneficios que aportan los alimentos para la vida y desarrollo? y ¿cuáles son los hábitos que debemos aprender para nuestra buena alimentación?, para ser desarrolladas a través de cuatro actividades cada pregunta, encaminadas a resolver inquietudes, intereses  y ampliar el aprendizaje de los niños y niñas sobre el tema.

Para ello los infantes participaron de una variedad significativa de actividades, en las cuales el juego, la literatura, el arte y la exploración del medio fueron cómplices de su aprendizaje, siendo protagonistas de cuentos, imaginando y participando de  situaciones para identificar algunos alimentos que consumen y su importancia, así mismo continuando con el proceso de crear y definir su identidad, y con el fin de resaltar los alimentos propios de su ciudad, los infantes tuvieron la oportunidad de jugar al restaurante, escuchar pregones y crear platos típicos; Además de probar, adivinar,  expresar y clasificar la consistencia de  algunos  sabores,  de cada grupo de alimentos.

Voz: “me gusta la arepa con un huevito adentro” estudiante de infants

También tuvieron la oportunidad de imaginar, crear e indagar sucesos de su entorno, involucrándose en juegos de roles para personificar, representar y valorar, personajes que hacen posible que otras personas se alimenten, como, el  agricultor, panadero, carnicero y almacenista, fortaleciéndose de esta manera habilidades cognitivas y lingüísticas a partir de cada actividad, identificando y descubriendo el origen de cada uno de los alimentos, en los diferentes espacios y ambientes propuestos; huerta, cocina, entre otros.

Además en esta gran aventura los infantes vivenciaron la promoción de hábitos y beneficios que  brindan los alimentos, relacionándolos con la hora de la merienda, el ajuste postural que se debe tener, el lugar en donde se debe comer, y los buenos modales que se deben practicar al momento de ingerir los alimentos entre otros, del mismo modo se motivó a los infantes a manipular, explorar, saborear e ingerir frutas y verduras y a comer sus comidas completas para crecer fuertes y sanos, a cepillarse los dientes al finalizar cada comida y a compartir la mesa en familia, para fortalecer lazos y vínculos socio-afectivos  entre sus miembros, este último se vivenció en el cierre de este maravilloso proyecto, en el cual todas las familias con sus infantes  se unificaron en un solo equipo para picar, licuar y preparar unas deliciosas recetas  que fueron degustadas por ellos mismos, consolidándose así lazos y vínculos afectivos entre los equipos escuela-familia, todos al finalizar esta significativa experiencia demostraron estar muy motivados e  interesados en continuar involucrándose, de estas maravillosas aventuras… manifestando que estarían muy atentos a un próximo llamado

 

Share this post